Jurados del premio Fipresci comparten su perspectivas sobre la crítica cinematográfica en la región

Sábado, Abril 6, 2019

 

La Directora Ejecutiva del IFF Panamá 2019, Pituka Ortega, dio la bienvenida al primer panel del festival, “Cómo los críticos ven el cine en la región” donde participaron los jurados del recién instaurado Premio de la Crítica Cinematográfica Fipresci, Joel del Río, José Teodoro y Daniel Domínguez. 

Los premios Fipresci elegirán por primera vez a la mejor película del programa de Historias de América Central y el Caribe en el marco del festival.

El moderador, Carlos Gutiérrez, inició la conversación cuestionando a los panelistas sobre la función de los críticos de cine. “Yo hago la crítica para comunicar a quienes hacen las películas con el público” afirmó Del Río. Continuó el cubano, “me gusta esa labor de ver en una obra las habilidades y virtudes que el equipo de realización les confirió, y ver como esas virtudes y/o defectos funcionan con el público”. 

Por su parte José Teodoro de Canadá indicó que la crítica no es tan importante para él, siendo más un vehículo “para generar diálogo sobre la industria del cine” que para compartir su opinión. Resaltó también el balance entre subjetividad y verdad. Dijo, “nos icumbe revelar la verdad que vemos y no estar sujetos a las presiones de publicistas o a nuestras impresiones de nosotros mismos”.

El panameño Daniel Domínguez dijo que “el crítico es un descubridor de descubrimientos” y que es responsabilidad de ellos “aprender a ver” para “ayudar al público a descubrir cosas que no ve y que hay otras historias además de las de Hollywood.”

En este sentido, el moderador preguntó a los panelistas sobre su perspectiva del cine en la región centroamericana. Teodoro dijo que “al momento de hablar sobre las películas de la región, como críticos, es necesario cuestionar estereotipos y tener cuidado de no convertir la crítica en un proyecto colonialista”. 

Domínguez indicó que “nuestro cine existe pero no existe. Nuestro cine es desconocido” principalmente por problemas y falta de voluntad en la distribución de las películas de Centroamérica. Del Río por su parte advirtió que la industria del cine centroamericano debe cuidar su identidad y sus historias. Dijo, “somos territorio de pasaje de itinerancias muy diversas (...) La globalización ha permitido que en Centroamérica haya cineastas chinos, cubanos y norteamericanos, por lo que hay que prestar mucha atención” para proteger la identidad de las historias de la región.

Los panelistas coincidieron que los países de Centroamérica deben aunar esfuerzos para potencializar la industria en la región, optimistas de que los centroamericanos son los mejores capacitados para contar sus propias historias. También concluyeron que Centroamérica tiene historias poderosas y que su labor como críticos es iniciar conversaciones sobre estas historias para que lleguen a los ojos y oídos de más y más espectadores.